Niceclients.com

Hoteles

Clientes

Clientes famosos y odiados

Cartel hotel Chateau Marmont

Cartel hotel Chateau Marmont

Vamos a repasar una lista de incidentes que tienes dos ingredientes principales. Un hotel y uno o varios clientes famosos que la lían; de mil maneras diferentes pero acaban causando perjuicio (en la mayoría de los casos) al hotel donde se alojan. Tener un clientes famoso no significa siempre algo positivo. Veamos el porqué.

Esta lista tiene que comenzar obligatoriamente por un hotel en particular. No es otro que el Chateau Marmont. Este hotel se encuentra en Los Ángeles, en Sunset Boulevard. Puedes alojarte allí por la “módica” cantidad de 400$ la noche.  Dispone de 63 habitaciones, suites y bungalows. En esta localización no es raro que tengas como clientes a muchas estrellas de Hollywood, lo realmente curioso es el gran número de esos clientes que acabaron con problemas con el hotel.

Cartel hotel Chateau Marmont

Cartel hotel Chateau Marmont

Bacanales, sobredosis, adulterios sonados, la lista es extensa y el tipo de clientes también sobresaliente: John Lennon, Clark Gable, Elizabeth Taylor, James Dean, Lindsay Lohan, Greta Garbo, Britney Spears y  un largo etcétera. Repasamos algunos de los incidentes que ocurrieron allí:

Fue célebre una de las juergas que montó Dennis Hopper con más de 50 chicas playboy, recatada si la comparamos con las orgías que organizaba Errol Flynn en los años 40.

Una noche el malogrado batería John Bonham de Led Zeppelin se paseó desnudo por el vestíbulo con una moto mientras el manager del grupo, Peter Grant, firmaba un contrato millonario en el lobby.

Keith Richards ha tirado innumerables televisores por la ventana de su habitación, actividad que imitaron otros célebres personajes del rock e incluso superaron, llegando incluso a tirar un sofá a la piscina para ver si flotaba, según confesaba el también malogrado Keith Moon de The Who. Si flotaba o no nunca se supo porque la piscina estaba vacía.

Hoteles en España

Saliendo ya de EEUU nos vamos al hotel  Eurostar Suites Mirasierra en Madrid donde el famoso ex-fubolista Diego Armando Maradona se lio, presuntametne, a golpes con su novia de 26 años. Todo quedó en nada cuando la chica declaró que sólo había sido un malentendido en una fuerte discusión cuando llegó la policía.

Por supuesto, España, país de la picaresca, no se libró de unos hábiles ladrones que se dedicaban al robo de artistas. Los ladrones se hacían pasar por los artistas internacionales que se estaban hospedando unos días en hoteles de Murcia, Zaragoza y A Coruña.

Los ladrones imitaban a los ilustres huéspedes y robaban ordenadores, teléfonos móviles y dinero en efectivo. Entre los afectados se encuentran Pit Bull y Chayanne.

La modelo Alessandra Ambrosio también hizo de las suyas en una visita a Barcelona donde se alojó en el Hotel Arts. La top model internacional asistía a un desfile y después se fue a una fiesta organizada por la firma Mango. La brasileña tenía ganas de más y cuando esta terminó decidió continuarla en la habitación del hotel. Allí provocó las quejas del resto de los huéspedes por la música y los gritos que salían de su habitación.

Modelo Alessandra Ambrosio posando en bañador

Modelo Alessandra Ambrosio posando en bañador

Manías de famoso en los hoteles

Un capitulo aparte merecen las manías de muchos famosos en los hoteles. Es seguro que causaron bastantes problemas a los hoteleros que debían recibirlos. Ponemos algunos ejemplos a continuación.

Maríah Carey obliga a que se le monte un gimnasio en una suite contigua a la suya. Además debe bañarse siempre en agua mineral francesa (!). Jennifer Lopez debe dormir en sabanas hechas por más de 250 hilos (?!) por lo que, afortunadamente, opta por llevar su propia ropa de cama a los hoteles. También obliga a que haya grifería de oro y asientos nuevos en el inodoro. Aunque Madonna es todavía peor en ese aspecto. Ella obliga a cambiar el WC completo y a que se destruya una vez que ella deje el hotel.

Parece que en muchos casos no es tan sencillo alojar a una de estas rutilantes estrellas. ¿Que opináis?

1 Comentario

  1. G

    He de reconocer que he tenido mucha suerte con los famosos que he atendido… Muchas veces, las extravagancias las generan los que les rodean. Por ejemplo, Rocío Jurado sólo quería que, cuando llamara, le subieran una jarra con café y otra con leche. Y nos dijo que íba a llevarse el cestito de productos del baño porque le gustó mucho. Un artista de circo mostró la ética profesional más grande hacia los niños que he visto y, admirable, un guitarrista de categoría intergalactica… Ponía la tumbona hacia el mar y se pasaba la tarde leyendo…

Deja un comentario